Banco de sangre

Previous
Next

Nuestra Clínica cuenta con su propio Banco de Sangre, creado y establecido para el autoabastecimiento de la Entidad. Su fin primordial es la obtención de componentes sanguíneos seguros y oportunos para los pacientes que acuden a la Clínica Cardio VID. 

Contamos con aprobación por el INVIMA para funcionar como un banco de sangre, ya que cumplimos con todos los estándares exigidos. El Banco de Sangre juega un papel muy importante en nuestra tarea de salvar vidas y dependemos de cientos de personas que  hacen sus donaciones de manera habitual, de manera voluntaria y altruista.

Si eres donante individual: acércate a nuestro Banco de sangre de lunes a viernes de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. También puedes donar los sábados, domingos y festivos de 8:00 a.m. a 3:00 p.m.  Si necesitas mayor información, llámanos a los teléfonos 604 445 40 00 ext. 4387-4541-4503.

También puedes preguntar por la donación desde casa, en la que nuestro equipo se desplaza hasta tu domicilio para la donación.

Si eres un activista de tu comunidad: llámanos y programemos juntos una jornada de donación en tu barrio o unidad. Convence a tus amigos, vecinos y conocidos de la satisfacción de ayudar a otros. Nosotros nos trasladaremos hasta el sitio convenido con nuestro instrumental. 

La sangre es una sustancia vital que no puede ser fabricada artificialmente y su única fuente de obtención somos nosotros mismos. Es y seguirá siendo un tratamiento necesario para ciertas enfermedades, traumas, accidentes, heridas, cirugías, etc.

La donación de sangre voluntaria y constante es el factor más importante para obtener sangre segura que le brinde a los pacientes la posibilidad de recibir un componente que cumpla con todos los requisitos de calidad.

Donar sangre implica una hora de nuestro tiempo en tres o cuatro veces al año. Con cada donación se pueden salvar muchas vidas. Además, se recompensa a nuestro organismo renovando las células sanguíneas y nos otorga la felicidad de ayudar a otros.

Preguntas más frecuentes acerca de la donación de sangre

Requisitos para donar sangre

Done sangre si:
  1. Está sano y tiene hábitos de vida saludables, es decir: tiene una dieta balanceada, realiza ejercicio regular, no presentar síntomas ni signos de enfermedad y tiene prácticas sexuales seguras.
  2. Si su edad está entre los 18 y 65 años.
  3. Si no ha sufrido hepatitis después de los 10 años de edad.
  4. No ha ingerido licor en las últimas 24 horas.
  5. No se ha realizado tatuajes, mesoterapia, piercing o acupuntura en el último año.
  6. No tiene hipoglicemia o diabetes.
  7. Si sufre de enfermedades como hipertensión y/o asma, debe tenerlas controladas.
No done sangre si:
  1. Está en embarazo.
  2. Sufre del hígado, corazón y/o pulmones.
  3. Está en tratamiento para el acné o cáncer. 
  4. Si tiene problemas de drogadicción.
  5. Si tiene HIV/SIDA,  tiene o tuvo hepatitis o sífilis.
¿Cómo es el procedimiento de donación?

Una vez que el donante llega al banco de sangre se le explican sus deberes y sus derechos. Posterior a ello, se le entrega un formato de autoexclusión que le permite conocer, de manera confidencial, si tiene algún factor o conducta de riesgo que le impida donar. Si el donante no encuentra motivos para autoexcluirse, el proceso continúa y se le entrega una encuesta en la que se le realiza una serie de preguntas para identificar si ha estado en riesgo de contraer una enfermedad o si, por el contrario, podría presentar reacciones inesperadas durante o después de la donación de sangre. Esta encuesta será revisada por una enfermera profesional o bacterióloga, misma que realizará preguntas al donante y, también, resolverá todas sus dudas.

Es fundamental que las respuestas sean sinceras y que la información sea clara. No existe en el mundo una prueba que se realice a la sangre que sea 100% efectiva; solo su sinceridad y su deseo por ayudar a los demás nos ayuda a garantizar una sangre segura y de buena calidad.

Después de responder a todas las preguntas, el donante debe firmar la encuesta y autorizar al Banco de Sangre para aplicar la sangre a quien la necesite, a realizar las pruebas requeridas y a notificar a la autoridad de salud competente en caso de resultados positivos.

Finalmente, se toman los signos vitales al donante (temperatura, presión arterial y pulso), peso y niveles de hemoglobina. Si todos los parámetros son adecuados, se acepta al donante y se realiza la extracción de la sangre.

¿Cuáles son los beneficios de la donación de sangre?

  1. La donación regular de sangre es un estímulo para la producción de células sanguíneas nuevas en la médula ósea; las cuales tienen mayor capacidad para transportar el oxígeno a los tejidos.
  2. La donación periódica permite mantener unas mejores reservas en los bancos de sangre para suplir las necesidades de la comunidad.
  3. Es un ejercicio solidario que permite contar con sangre y componentes sanguíneos procesados para cubrir la demanda inesperada en caso de emergencias o tragedias.

4.  La donación voluntaria es un acto altruista universal con el que ayudamos a que otros tengan una nueva oportunidad de vida.

5. Donar sangre significa sentir la satisfacción de devolver algo a la sociedad y cumplir con nuestro deber social.

6. También aumenta las posibilidades de recibir una transfusión segura y oportuna en caso de que seamos nosotros mismos los que nos convirtamos en pacientes en un momento determinado.

Recuerda: NO dones sangre si:

  1.  Pretendes utilizar la donación de sangre para hacerte pruebas de HIV u otras enfermedades. Esto pone en riesgo la vida de otras personas.
  2.  Estás siendo obligado o te comprometen a donar de alguna manera.
  3.  Pretendes mentir al responder a las preguntas.
  4.  Piensas recibir algún beneficio económico de la donación de sangre.
  5. Consideras que tu sangre no es segura y que pone en riesgo la salud de la persona que la reciba.