En asuntos de salud son muchas las creencias que se tejen de boca en boca, los mitos y las realidades. Juan Fernando Agudelo Uribe, especialista en medicina interna, cardiología clínica y electrofisiología de la Clínica Cardio VID y Carlos Arturo Gómez Echeverri, director científico de la Unidad de Cardiología de la Clínica Medellín, se refieren a algunos de los mitos y realidades más comunes en torno a este tema.

Las enfermedades cardiovasculares afectan solo a las personas mayores. Falso. La enfermedad cardiovascular (ECV) puede afectar a niños, jóvenes y adultos. No obstante, hay diferentes tipos de ECV, como las cardiopatías congénitas -defectos en la formación del corazón- que se presentan primero en los niños. Por su parte, la enfermedad coronaria, que es que es la forma más frecuente de ECV, es una condición que sufren más los mayores.

Los pacientes con el colesterol alto y la presión arterial alta presentan síntomas. Falso. La mayoría de las personas con estas condiciones son asintomáticas, pero se tratan porque son factores de riesgo para desarrollar la enfermedad coronaria o enfermedad cardiaca isquémica. Es necesario hacer una detección temprana con exámenes de laboratorio y chequeos ocasionales de consulta médica general.

En el mundo mueren más personas de enfermedades cardiacas que de cáncer. Verdadero. La primera causa de muerte en el mundo es la ECV, y de esta la más frecuente es la enfermedad coronaria, que es la forma de arterioesclerosis que afecta las arterias que irrigan el corazón. Indica la Organización Mundial de la Salud, “cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa”.

El estrés puede desencadenar un ataque al corazón. Verdadero. Las descargas prolongadas, continuas y frecuentes de adrenalina aumentan la presión arterial y pueden llegar a fracturar las placas de ateromas o de grasa, lo que hace que se formen coágulos que pueden ocluir el flujo sanguíneo de las arterias coronarias, y generar un infarto en la circulación del corazón o infarto agudo del miocardio.

Los alimentos como el vino tinto pueden ayudar a prevenir infartos. Verdadero. Se ha probado que el consumo de vino tinto en dosis bajas puede disminuir la probabilidad de un infarto, al poseer propiedades antioxidantes que ayudan a la estabilización de la placa arterioesclerótica. Su consumo máximo en hombres debe ser de dos copas al día y en mujeres de una copa al día.

Las bebidas energizantes aumentan el riesgo de padecer un ataque al corazón. Verdadero. Si se tiene una enfermedad cardiaca de base, el uso de una bebida energizante puede precipitar un ataque cardiaco, pero si el corazón es sano, en teoría, no existe riesgo de padecerlo. Las recomendaciones canadienses con respecto al consumo de estas sustancias indican que debe ser máximo de una lata al día.

No es recomendable hacer ejercicio con gripa. Verdadero. Una persona agripada no debe hacer ejercicio debido a que hay algunos virus que tienen predilección por el corazón y se puede producir una miocarditis. Las personas acostumbran salir a trotar para sudar la gripa, pero esto no es recomendable. Al contrario, es necesario suspender el ejercicio una o dos semanas mientras pasan los síntomas.

Editado de El Colombiano.
http://www.elcolombiano.com/colombia/salud/un-detector-de-mentiras-sobre-la-salud-cardiaca-XX6011099

Clínica Cardio VID
Clínica Cardio VID
Los especialistas de su corazón. Con 55 años de experiencia, nuestra Clínica se ha especializado en diagnósticos, tratamientos y urgencias en las áreas cardiovascular, torácica, pulmonar y neurovascular. La complejidad de nuestras especialidades y la alta cualificación del personal, nos ubican como centro de IV grado de complejidad, la máxima categoría que en nuestro país tiene un hospital.
A %d blogueros les gusta esto: