Gracias por darme un nuevo corazón y una nueva vida que cada vez late más fuerte

El pasado 29 de mayo, recibimos un emotivo mensaje en el que nuestra paciente Miriam Sofía Pérez Grisales y su familia, nos expresan sus afectuosas palabras de gratitud.

Compartimos algunas de ellas:

“Después de tanto tiempo y de tantas cosas vividas tras permanecer en la Clínica desde el 16 de septiembre hasta el 22 de abril, y en particular en la UCI, cuatro meses largos, es difícil condensar en palabras, tantos sentimientos y para con tantas personas.

En este momento quiero agradecer con todo mi ser y con todo mi corazón (el viejo, y ahora el nuevo que me da la vida) a todos ustedes que hicieron posible mi recuperación paso a paso; ustedes con sus cuidados, sus palabras, sus voces de aliento, y a veces hasta sus sacudidas, le dieron ánimo a mi familia, y a mí fuerzas para luchar y aferrarme a recuperar la calidad de vida que siempre avizoraron para mí.

Gracias a todos… Desde los vigilantes que amablemente recibían a mi familia en las horas de visita y preguntaban por mi estado; a los médicos que siempre me acompañaron y en los momentos más duros dieron lo mejor de sus conocimientos, emplearon las mejores técnicas y procedimientos para ayudarle a mi cuerpo a recobrarse, a recibir un nuevo corazón, que hoy late más fuerte agradeciendo la vida que me ha dado y que ustedes hicieron posible; a las enfermeras por sus cuidados atentos y siempre diligentes, por sus voces de aliento y compañía.

A la sicóloga y a María Elena que me acompañaron en los momentos difíciles donde mi ánimo y esperanzas se quebrantan pero que con sus palabras y energía, impulsaron a mi familia y a mí a superar esos duros momentos, y a sacar fuerzas para seguir luchando. A las fisioterapeutas, que con sus ejercicios y terapias le fueron devolviendo movilidad a mi cuerpo y me ayudaron a encontrar las fuerzas para moverme por sí sola.

Al personal de la Clínica de Heridas y a todos los especialistas que me trataron y me vieron, no como una historia clínica, sino como una persona a la que con sus conocimientos y ayuda, buscaron aliviar. A todos los que de una u otra manera estuvieron conmigo y con mi familia: gracias por darme un nuevo corazón y una nueva vida que cada vez late más fuerte.

Un abrazo fuerte de todo corazón y que Dios los colme siempre de bendiciones en todos los aspectos de su vida.”

Clínica Cardio VID
Clínica Cardio VID
Los especialistas de su corazón. Con 55 años de experiencia, nuestra Clínica se ha especializado en diagnósticos, tratamientos y urgencias en las áreas cardiovascular, torácica, pulmonar y neurovascular. La complejidad de nuestras especialidades y la alta cualificación del personal, nos ubican como centro de IV grado de complejidad, la máxima categoría que en nuestro país tiene un hospital.
A %d blogueros les gusta esto: